El Monitoreo Ambulatorio de Presión Arterial – MAPA

mapa-hta-severa-prensa

El MAPA (monitoreo ambulatoria de la presión arterial) también llamado holter de tensión arterial (Se prefiere llamar MAPA para diferenciarlo del Holter de arritmias) es un método técnico no invasivo que pretende obtener una medición de la presión arterial durante un periodo de tiempo determinado, generalmente 24 horas, de forma ambulatoria (fuera de la consulta u hospital), de tal forma que los datos de tensión arterial recogidos puedan ser posteriormente analizados por su médico.

Se trata de una técnica muy efectiva y que ofrece una visión de la tensión arterial mucho más global a lo largo del día, poniendo en evidencia el ritmo circadiano de la tensión arterial, ya que la tensión arterial no se comporta de igual manera a lo largo del día, evidenciando además el error de medición de tensión arterial en los consultorios médicos, donde a menudo, los valores tensionales suelen estar más elevados (fenómeno “bata blanca”).

El MAPA ha pasado de ser un método de investigación farmacológica y de escaso uso clínico a un método de gran valor en la práctica clínica diaria, debido a que la determinación de la presión arterial es la base para el manejo y tratamiento de los pacientes hipertensos. En vista de que hay una variedad de criterios en la evaluación e interpretación de los resultados, es necesario presentar los criterios actuales en cuanto al uso de esta técnica en la práctica clínica. Los valores de normalidad de la presión arterial determinada a través del MAPA, se diferencian de los tomados de manera puntual, bien sea en la consulta o por automedición en el hogar, así como también si se determinan durante el período de actividad o durante el sueño.

Actualmente el MAPA es un método que permite, no solo evaluar el perfil de presión arterial del paciente hipertenso, sino que en función del mismo se ha permitido dilucidad con mayor certeza la correlación de morbimortalidad que la toma de presión arterial puntual convencional. Por lo tanto, el personal médico involucrado en la evaluación y tratamiento del paciente hipertenso, debería familiarizarse con el método, con sus alcances y limitaciones, para darle un uso adecuado en beneficio de los pacientes. En los últimos 10 años, las aplicaciones del MAPA en el diagnóstico y manejo de la hipertensión arterial han sido bien documentadas y los resultados de numerosos estudios han recomendado su uso, no sólo para el diagnóstico, sino para el seguimiento, evaluación y tratamiento del paciente hipertenso.

Con las características y ventajas del MAPA, aunado a la Auto Medición de la Presión Arterial (AMPA) por parte de los pacientes, el médico tratante puede monitorear y controlar la presión arterial cuando el paciente se encuentra en su hogar/trabajo, lo que finalmente permite hacer las indicaciones necesarias en el tratamiento, para que se pueda obtener un control óptimo de la presión arterial en cada paciente. Las posibilidades diagnósticas resultantes de la combinación de estos métodos permiten el diagnóstico y seguimiento adecuado de cada paciente hipertenso y facilitan el diagnóstico de subtipos de hipertensión arterial:

tipos_hipertension

Numerosos estudios han revelado una correlación estrecha entre las mediciones efectuadas con MAPA y la función sistólica y diastólica, la hipertrofia ventricular izquierda, cambios del fondo de ojo, microalbuminuria, aterosclerosis, daño renal y accidentes cerebro-vasculares que la determinación casual de la tensión arterial realizada en el consultorio médico; dicha correlación de riesgo está en relación directa con el comportamiento del la presión arterial, que es evaluada a través de los elementos como la variación circadiana: patrón “dipper” o “non dipper”, la carga de presión arterial, la presión del pulso ambulatoria y la variabilidad de la presión arterial.

La prueba se realiza de forma ambulatoria. El paciente debe acudir al centro médico para la colocación del aparato holter. Éste consta de un brazalete que contiene un sensor que detecta los pulsos arteriales durante la toma de la tensión y que va conectado con un aparato de registro que graba los datos obtenidos. El brazalete está diseñado para inflarse de forma periódica según haya sido programado, generalmente cada 15-20 minutos en periodo diurno y por la noche cada 20-30 min. Tras inflarse el brazalete irá poco a poco desinflándose y registrando mediante el sensor los pulsos arteriales que permiten obtener los datos de la tensión arterial. El registro obtenido es trasmitido a un aparato grabador que almacenará los datos. Éste aparato se encuentra habitualmente sujeto a un cinturón que se proporciona al paciente de forma que resulte cómodo llevarlo, ya que su peso no suele se muy elevado.

El paciente suele hacer durante el día del estudio una vida normal, con la salvedad que debe registrar por escrito ciertas situaciones a lo largo del día que puedan modificar de forma natural los datos de la tensión arterial, esto incluye la actividad física, el estrés, las comidas o el momento de dormirse y levantarse al día siguiente.

Los datos del registro obtenido por el aparato Holter son posteriormente valorados por un especialista en el contexto de la actividad cotidiana registrada por el paciente.

ambulatory-blood-pressure-monitorLos equipos son automáticos, de poco peso y silenciosos y utilizan métodos auscultatorios u oscilométricos para determinar la presión. (Nuestros modernos equipos trabajan con ambos métodos y utilizan de preferencia el método auscultatorio, más preciso y tienen como respaldo el método oscilométrico). El sistema auscultatorio utiliza un micrófono y capta los valores de presión arterial mediante los Ruidos de Korotkoff. El sistema oscilométrico sensa las oscilaciones de la pared arterial y realiza el cálculo de los valores sistólico y diastólico mediante un algoritmo matemático. Cada sistema tiene sus ventajas, el auscultatorio permite realizar mayores actividades, sin embargo puede ser muy sensible a los sonidos medioambientales. El oscilométrico, a pesar de tener un menor margen de error, su gran desventaja estriba en que la actividad física produce valores incorrectos.

Por su parte, el brazalete que se conecta a la grabadora deberá cumplir con los requisitos establecidos por el consenso de la AHA-ACC, que varían en el diámetro y largo del mismo así como del manguito inflable, de acuerdo al brazo del paciente; el mismo deberá ser colocado siguiendo las mismas reglas establecidas señaladas anteriormente.

Algunos equipos van acoplados a un electrocardiograma con objeto de asociar las ondas R con los sonidos de Korotkoff y reducir errores debidos a artefactos sonoros. Existen además otros equipos que pueden analizar simultáneamente el segmento ST y el ritmo (Holter) así como tomar medidas de la presión arterial.

La presión arterial de los normotensos se caracteriza por un perfil claramente circadiano. Los valores de la misma tienden a alcanzar su valor máximo durante las horas del día y disminuyen para alcanzar su valor mínimo hacia medianoche. Por la mañana temprano, con el despertar y el comienzo de las actividades la presión aumenta rápidamente alcanzándose los niveles del día en un plazo relativamente corto. La actividad de los sujetos en el momento de la medida de la presión es un determinante importante de la misma y puede afectar la enfermedad hipertensiva.

monitoreo-de-presion

Gráfico de un monitoreo ambulatorio de presión arterial

 

Ventajas de la técnica:

  • Múltiples medidas de PA
  • Mediciones durante las actividades diarias habituales
  • Mediciones durante el sueño
  • Estimación del ritmo circadiano
  • Precisa un mínimo adiestramiento para el paciente
  • No induce reacción de alerta durante el inflado
  • Ofrece muchos posibles análisis de datos
  • Mejor correlación con lesión de órgano y pronóstico cardiovascular.

Desventajas:

  • Posible pérdida de datos por fallo del equipo o de cooperación
  • Meticulosa atención a la utilización del equipo
  • Puede interferir durante el trabajo o el sueño
  • Posible intolerancia por molestias, erupciones cutáneas, o alergias, incluso síntomas de isquemia en el brazo
  • Coste de la técnica.

Deja un comentario