• ¿MAPA, AMPA o medición clínica de la presión arterial? | Por: @rigotordoc

    Los estudios han demostrado que una presión arterial sistólica (PAS) elevada, determinada por monitoreo ambulatorio de presión arterial (MAPA), ya sea durante la vigilia o durante el sueño, predice un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular con mayor precisión que la PA determinada clínicamente en los pacientes con o sin diabetes, así como también el MAPA permite identificar con mayor claridad una serie de fenómenos en la hipertensión que con las mediciones clínicas o con automedición de la presión arterial (AMPA).

    toma-tension

    En comparación con el MAPA, las decisiones terapéuticas basadas en mediciones de PA clínicas o por AMPA aisladas podrían dar lugar a un diagnóstico incorrecto en algunos pacientes. En base a estos datos, al comparar los distintos métodos para medir la presión arterial, el MAPA es más preciso que el AMPA, el cual es más preciso que la medición en el consultorio / clínica para evaluar la relación entre la PA y el riesgo de enfermedad cardiovascular (MAPA>AMPA>consultorio / clínica), aunque los umbrales correctos para el MAPA y AMPA, asi como las metas terapéuticas son difíciles de delimitar, debido a que dichos umbrales y metas se basan en determinaciones clínicas de la PA.

    En un meta-análisis de 37 ensayos aleatorios controlados (N = 9.446), el tratamiento basado en la AMPA mejoró la presión arterial sistólica (PAS) (-2,63 mm Hg, IC 95%: -4,24 a -1,02) y la presión arterial diastólica (PAD) (-1.68 mm Hg, IC 95% : -2.58 a -0.79) en mayor medida en comparación con el tratamiento basado en mediciones de la PA clínica (grupo control). [1] Además, la AMPA dio lugar a reducciones más frecuentes en el uso de medicamentos antihipertensivos (riesgo relativo, 2,02; 95 % CI: 1.32-3.11) y se asoció con menos inercia terapéutica, que se definió como mantener la medicación sin cambios a pesar de los niveles elevados de presión arterial (riesgo relativo para mantener medicación, 0,82, IC 95%: 0,68 – 0,99) [1]

    Aunque en la práctica los valores promedio de PA se utilizan para tomar las decisiones, el uso clínico del MAPA ha permitido identificar una serie de fenómenos en la hipertensión con mayor claridad que con las determinaciones clínicas o por  AMPA. [2] Medidas de MAPA durante un período de 50 ± 23 meses demostró que la PAS elevada, ya sea durante la vigilia o durante las horas de sueño, predice un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular con mayor precisión que las mediciones de PA clínicas en personas con o sin diabetes mellitus (edad promedio 70,4 ± 9,9 años). [3]

    blood-pressure-monitoringUn estudio realizado por Dolan y colaboradores trató de determinar si el MAPA predice la mortalidad total y CV en mayor medida que la medición clínica de la PA y la presencia de otros factores de riesgo CV. [4] La razón de riesgo relativa por cada incremento de 10 mmHg en la PAS durante el día fue de 1,12 (P <0,001) y la razón de riesgo relativa por cada incremento de 5 mmHg en la PAD diurna fue de 1,02 (P = NS). Los investigadores concluyeron que el MAPA es superior a la medición clínica de la PA en la predicción de la mortalidad CV. [4]

    Un meta-análisis de 7 estudios de medición clínica y 3 de medición con AMPA evaluaron la exactitud relativa del de la determinación en consultorio / clínica y en casa de la PA en comparación con el MAPA (como una referencia estándar para el diagnóstico de la hipertensión). [5] Los resultados mostraron que en comparación con el MAPA, las mediciones clínicas tuvieron una sensibilidad media del 74,6% y una especificidad del 74,6%, mientras que las mediciones con AMPA tuvieron una sensibilidad media del 85,7% y una especificidad del 62,4%. [5]

    Los investigadores concluyeron que las mediciones clínicas y por AMPA no tuvieron la suficiente sensibilidad o especificidad para ser recomendadas como una única prueba diagnóstica. Si el MAPA es considerado la referencia estándar, usando un umbral de 140  / 90mm Hg, las decisiones basadas en las mediciones clínicas de PA o por AMPA aisladas podrían dar lugar a un diagnóstico incorrecto. Sin embargo, no está claro si el MAPA debe ser la norma de referencia y cuál es el mejor umbral en que debería basarse el MAPA; la mayoría de las recomendaciones son para niveles de aproximadamente 5 mm Hg inferiores al umbral recomendado para las mediciones clínicas de PA [5]

    Referencia:

    1. Agarwal R, Bills JE, Hecht TJW, Light RP. Role of home blood pressure monitoring in overcoming therapeutic inertia and improving hypertension control: a systematic review and meta-analysis. Hypertension. 2011;57:29-38..
    2. Owens P, Lyons S, O’Brien E. Ambulatory blood pressure in the hypertensive population; patterns and prevalence of hypertensive sub­forms. J Hypertens 1998;16:1735­1743.
    3. Eguchi K, Pickering TG, Hoshide S, et al. Ambulatory blood pressure is a better marker than clinic blood pressure in predicting cardiovascular events in patients with/without type 2 diabetes. Am J Hypertens. 2008;21:443-450
    4. Dolan E, Stanton A, Thijs L, et al. Superiority of ambulatory over clinic blood pressure measurement in predicting mortality: the Dublin outcome study. Hypertension. 2005;46:156-161.
    5. Hodgkinson J, Mant J, Martin U, et al. Relative effectiveness of clinic and home blood pressure monitoring compared with ambulatory blood pressure monitoring in diagnosis of hypertension: systematic review. BMJ. 2011;342:d3621. doi: 10.1136/bmj.d3621

    .

    Dr. Rigoberto J. Marcano Pasquier @rigotordoc

    Medicina Interna

    Ambulatorio Medis.

    Av. José María Vargas. Centro Comercial Santa Fe.

    Nivel C3. Consultorio 2.

    Caracas. Venezuela.

    http://rigobertomarcano.com

    Artículo clasificado en ,

Deja un comentario